Estamos en plena época navideña, un momento para casi todos, sobre todo para los más pequeños, muy especial, en el que estamos deseando volver a casa, como el turrón, para pasar tiempo de calidad con la familia y los amigos, disfrutar de todos los momentos juntos y enfrentarnos, con nuestra ya conocida buena disposición, a las grandes comilonas que nos esperan.

Sin embargo, es precisamente durante estos días, en los que generalmente aprovechamos para cogernos unos días de vacaciones para disfrutar y desconectar, cuando nos olvidamos precisamente de eso, de descansar.

Es cierto que son fechas muy ajetreadas, con días intensos en los que no perdemos ni un minuto, pues nos levantamos pronto para ir al mercado, hacemos mil cosas en casa, dedicamos gran parte del día a cocinar los manjares que compartiremos más tarde en familia, nos vestimos con nuestras mejores galas y, luego, estamos hasta mucho más allá de la madrugada disfrutando, por ejemplo, de la velada de Nochebuena. Sin embargo, disfrutar de la Navidad no implica olvidar el descanso, más necesario, si cabe, que en cualquier otro momento del año.

Debemos pensar que hay pocas ocasiones a lo largo del año en las que tenemos la suerte de poder disfrutar de unos días sin preocupaciones, teniendo a los niños en casa y haciendo mil planes, sin presión y sabiendo que al día siguiente no hay que ir a trabajar. Además del verano, no hay otro momento igual durante el año. Por eso, siendo conscientes de que tendremos que reponer fuerzas para iniciar el año con nuevos retos y propósitos, sean cuales sean, debemos dar a nuestro cuerpo un respiro para descansar, desconectar de todo y ‘resetearnos’.

Por eso, desde Viscoform, aprovechamos para felicitarte las fiestas con uno de los mejores regalos que te podríamos hacer: ofrecerte unos pequeños trucos para conseguir descansar del todo, reponer baterías y estar como una rosa para comenzar el año con buen pie.

  1. Cuando tengas una comilona o una cena copiosa, tanto el mismo día como al día siguiente trata de comer más ligero, especialmente a la hora de la cena. Comer mucho por la noche, sobre todo si es tarde, hace que nuestro estómago siga trabajando cuando nos metemos en la cama, lo que dificultará nuestro descanso.
  2. Por otro lado, utiliza la habitación y la cama solo para dormir: si incluyes en tu rutina de descanso los aparatos electrónicos –móvil, tablet, ordenador, televisión…-, las luces harán que tus ojos y, por tanto, tu cerebro, interpreten que es de día y que tu cuerpo decida desvelarse. Apaga las luces, crea una atmósfera que invite al relax y aprovecha para tener una pequeña conversación con tu pareja, para repasar lo que vas a hacer al día siguiente o, simplemente, para meditar un rato. ¡Estamos seguros de que querrás hacerlo todos los días!
  3. Aunque estés de vacaciones, no olvides continuar con tu rutina de ejercicio físico. Además de que estarás ayudando a tu cuerpo a quitarse de encima las calorías extra de los polvorones, los turrones y el roscón de Reyes, estarás gastando energía con el deporte, lo que te ayudará a dormir mejor. Así mismo, aunque estos días sea más complicado, sigue tratando de acostarte a la misma hora, así descansarás mejor y te levantarás con más energía.
  4. Por último, aunque no porque sea lo menos importante… Incluye en tu carta a Papá Noel o los Reyes Magos un buen colchón y la almohada perfecta que se adapte a tus necesidades como soñador, ¡tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán!

Felices fiestas y próspero año nuevo,

El equipo de Viscoform

Comparte:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X